cómo embalar copas

¿Cómo embalar copas para mudanza?

Si bien embalar suele ser la parte más engorrosa de la mudanza, se puede poner peor si te toca empacar las copas. Y algo tan delicado, como la vajilla, es posible que se rompa. Por lo que es necesario que sepas cómo embalar copas para que no corran riesgos durante la mudanza.

¿Cómo embalar copas?

Lo primero que debes saber a la hora de embalar copas es que cada objeto es diferente en cuanto a tamaño, forma y vulnerabilidad. Por esta razón el embalaje de cada uno debe ser de acuerdo a sus características; cómo embalar copas de vino no es igual a cómo embalar tazas o platos, por ejemplo.

¿Cómo embalar copas de cristal?

Antes de empezar a empaquetar las copas, comienza por separarlas según su tamaño y forma; conociendo sus especificaciones, será más sencillo elegir un contenedor adecuado, que soporte el peso y se adapte bien al contenido. De preferencia, utiliza cajas de cartón doble y refuérzalas con cinta de embalaje.

Ahora sí, lo primordial es que al embalar te tomes el tiempo de hacer cada pieza por separado; para ello puedes utilizar folios, dándole varias vueltas y plegándola bien. Coloca algún protector al fondo de tu recipiente antes de introducir las copas y, si vas a colocar más piezas encima, asegúrate de ordenarlas por tamaño y agregar más capas de algún material protector entre cada tanda. Además, recuerda colocarlas de forma vertical.

Trucos para embalar las copas

Además de saber cómo embalar copas para la mudanza, hay algunos trucos que pueden facilitarte el trabajo. Si pones en práctica los siguientes consejos, disminuyes el riesgo de que se presente algún accidente durante el traslado.

cómo envolver copas de cristal para mudanza

Embala cada copa individualmente

Como mencionamos anteriormente, las piezas deben embalarse por separado, ya que después irán juntas en un mismo contenedor. De este modo, aunque las copas se toquen entre sí, evitarás que las copas al chocar unas con otras se rompan.

Si no sabes cómo envolver copas de cristal para mudanza, es tan sencillo como tomar un papel y darle vueltas alrededor de la copa, luego lo pliegas. Además, nuestra recomendación es que uses una doble capa; la primera puede ser de periódicos y la segunda con plástico de burbujas.

Rellena el interior de la copa

Otro truco para evitar accidentes consiste en rellenar el interior de las copas, así como los vasos o cualquier otro objeto de cristal que sea redondo y hueco. Esto deberías hacerlo antes de envolver las piezas, indiferentemente del material que vayas a utilizar. Puedes conseguir folios aunque el mejor para esta tarea es el papel de poliuretano, sin embargo, puede resultar algo caro.

Lo más pesado al fondo

La primera recomendación es no colocar varios niveles en una misma caja, ya que acumularía más peso, pero sabemos que esto no siempre es posible. Si te toca colocar piezas unas encimas de otras, asegúrate de que las más pesadas y resistentes se encuentren debajo y las más delicadas encima; por ejemplo, las copas deberán ir sobre los vasos, no al revés.

Además, recuerda colocar una cubertura densa de papel arrugado entre cada nivel para mayor protección, así como rellenar el resto de los espacios vacíos para impedir el movimiento.

Cubre el fondo con un protector

Si las cajas que tienes disponibles no parecen resistir el peso que les vas a meter, puedes reforzarlas con una plancha de cartón pegada a la base con cinta de embalaje. Una vez hayas hecho esto, puedes proceder a colocar las copas verticalmente.

Sin embargo, incluso si has elegido una caja resistente, algo de protección extra nunca está de más. Si quieres embalar con total seguridad, coloca algún protector a modo de amortiguador en el fondo de la caja; puedes utilizar bolas de papel arrugado o incluso cartones de huevo.

Protege la parte superior de la caja

Ahora que sabes cómo guardar copas en cajas para la mudanza, no debes dejar de proteger la caja también por su lado superior. Para lograrlo bastará con rellenar el espacio vacío de la caja, ya sea con bolas de papel o poliestireno.

Por supuesto, no te olvides de reforzar de cerrar la caja y reforzarla con cinta adhesiva de calidad, ya que de esto dependerá la seguridad de tus copas.

embalar copas mudanza

Identifica el contenido de la caja

Una vez estén todas las copas en su caja, no te olvides de marcar el contenido de la misma y mucho menos de escribir “frágil” de forma visible. De esta manera, le harás saber a las personas encargadas del traslado que deben tratar estas cajas con sumo cuidado.

Si quieres que tanto tu cristalería como el resto de tus pertenencias lleguen a salvo a su destino, lo mejor es asegurarte de contar con la ayuda de profesionales. En Mudanzas Revas nos especializamos en traslados rápidos y seguros, ¡no dudes en contactarnos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *