desembalaje de mudanza

¿Cómo hacer un correcto desembalaje después de una mudanza?

El desembalaje de una mudanza es el último paso antes de dar por concluida toda la faena.

Después de todo el estrés de la preparación, el traslado y la ubicación, cuando ya la empresa nos ha dejado solos, en compañía de nuestros muebles, cajas y envoltorios: Se nos viene encima una tarea igual de imponente que organizar la mudanza en primer lugar, y es el desembalar la mudanza.

Desembalar no es un proceso fácil, tómalo con calma

Ciertamente, el desembalar todas nuestras pertenencias sin dañarlas, pero además haciéndolo en el menor tiempo posible no es cosa fácil. Si bien nadie quiere vivir entre cajas el resto de su vida, resulta fatal apresurarse en deshacer todo el embalaje nada más llegar.

Con tranquilidad, se hacen las cosas bien. Y nunca estarás más tranquilo que cuando sabes exactamente lo que debes hacer. Por eso en este post, te mostramos cómo desembalar una mudanza paso a paso.

desembalaje mudanza

Primeros pasos para desembalar

A continuación, te describimos con detalle la mejor forma de desembalar tus enseres para que logres establecerte en tu nuevo hogar en un tiempo corto, pero razonable:

1. Ubica las cajas y objetos embalados

Para ahorrarte viajes desde el salón hasta el resto de la casa, conviene que coloques las cajas y objetos en las habitaciones correspondientes.

Si antes de mudarte, marcaste y etiquetaste cada una de las cajas con los objetos que tienen dentro, te será mucho más fácil tratar los embalajes con el cuidado que se merecen, y por supuesto ubicar cada grupo de objetos en la estancia a la que pertenecen.

Es recomendable que coloques los objetos más frágiles como lámparas, objetos de cristal o electrónica en las esquinas, para evitar tropezar con ellos hasta que les corresponda el turno de ser instalados o colocados.

2. Prepara las herramientas adecuadas

Si bien es fundamental tener una caja de herramientas a mano para embalar, o incluso solucionar cualquier percance durante la mudanza. También deberás tenerlas listas antes de comenzar a desembalar.

Necesitarás destornillador, llave ale, llave inglesa, tijeras y cutter. Si te mudas en compañía o en familia, puede que sea conveniente que cuenten con más de una herramienta de cada tipo.

¡Y no te olvides de los guantes! Son esenciales para evitar cualquier tipo de accidente, especialmente con el cutter o las tijeras.

3. Prioriza el desembalaje de las habitaciones esenciales

El mejor método para desembalar una mudanza consiste en priorizar el desembalaje de las habitaciones más importantes. En ese orden, hablamos de los dormitorios, la cocina y el baño.

Ten en cuenta que, tras un largo día de desembalaje, no habrá nada más reconfortante que poder acostarte en la cama, y al día siguiente ya poder cocinar en tu propia cocina. Las razones también van más allá de las necesidades básicas, pues se trata de habitaciones bastante complejas de desembalar y organizar, sobre todo la cocina.

desembalar mudanza

4. Desembala de mayor a menor

Primero ubica los muebles, las mesas y objetos más grandes, así como aquellos que cumplan la función de almacenar otros objetos como gavetas y encimeras. Para luego ir colocando los objetos más pequeños, y por último los frágiles.

Decorar toma tiempo, y posiblemente te tome varios meses lograr un ambiente adecuado en ese sentido, por lo cual te recomendamos priorizar la funcionalidad por encima de la estética.

5. Deshazte de los plásticos y cajas

Necesitarás bolsas de basura industriales para deshacerte de los nylon retráctiles, papeles y demás materiales desechables. Así mismo, a medida que abres las cajas, desármalas y ponlas planas para que no bloqueen tu camino. De ese modo también te será más fácil reciclarlas.

Reciclar los embalajes

Una vez tengas todo en su sitio, y te dispongas a tirar los plásticos y cajas, recuerda que existen distintos tipos de contenedores para cada tipo de material que se puede reciclar.

Para reciclar correctamente los embalajes de cartón y papel, necesitarás eliminar cualquier elemento extraño, como plásticos, cintas adhesivas o grapas, y depositarlos en los contenedores azules.

Asimismo, puedes ser previsor y guardar algunas de las cajas que ya has aplanado, para futuras mudanzas o algún proyecto DIY que se te ocurra.

¿Necesitas una empresa de mudanzas?

Si contrataste o piensas contratar a una empresa de mudanzas, debes saber que: en un presupuesto de mudanzas normal, se incluye el desembalaje y montaje de muebles, pero no así el desembalaje de contenidos o montaje de lámparas u otras labores relacionadas con la decoración.

Esperamos entonces que, con estos pasos, logres enfrentar el proceso de desembalaje de mudanza y reorganización de tu vivienda con total confianza y eficiencia.

Si aún no te has mudado y estás previendo todos los pasos, te invitamos a contactarnos. En Mudanzas Reva estaremos felices de responder a tus inquietudes, incluso puedes pedirnos un presupuesto ¡sin ningún tipo de compromiso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *